Denominación: Payoyo

Cádiz

IMG_2163.JPG

Tremenda visita a dos de los pueblos blancos de la Sierra gaditana! Aunque no somos novatas en la zona, cada visita a estos lares nos recibe con experiencias insospechadas, lo mismo encontramos águilas en Castellar, la feria del ganado en Benaocaz que que buñuelos caseros en Benamahoma! Empecemos por el principio y disfrutemos juntos de esta vidorraexperience.

IMG_2131.JPG

Llueve, el cielo está gris y hace el frío propio de la Sierra. La carretera que une Grazalema con Villaluenga del Rosario está repleta de ovejas, cabras y deliciosos cerdos ibéricos. Villaluenga nos espera descansando a la falda de las montañas. Un pueblo de no más de 500 habitantes y cuya escuela tiene un total de 18 alumnos, es conocido entre los pueblos blancos por su inconfundible queso y su plaza de toros de piedra.IMG_2160-0.JPG

Paseamos por sus estrechas calles mientras las nubes y las montañas asoman detrás de sus blancas casas. Plazuelas y puertas decoradas al más puro estilo andaluz rivalizan con callejuelas estrechas que nos llevan a una de las plazas de toros más llamativas de la zona. IMG_2558.JPG

Su forma es octogonal, lo que la hace destacar de entre los cosos de la zona, su construcción en piedra nos remonta a épocas anteriores y su ubicación en mitad de la Sierra nos hace imaginar una buena faena entre torero y ‘hastao’.IMG_2742.JPG

Seguimos
dejándonos llevar por el pequeño laberinto de calles siguiendo el rastro de un olor inconfundible… El queso Payoyo, denominación de origen de este pueblo andaluz, inunda el ambiente conforme nos acercamos a la fabrica donde los producen. Nada más llegar, varias decenas de turistas desbordan el despacho donde se puede comprar el delicioso manjar. Nos hacemos un hueco y esperamos nuestro turno conversando con los que allí se encuentran: ‘qué rico huele! Yo quiero un cuarto de cada tipo! Este para regalo… ‘ Son las expresiones que todos hacemos para salir con varias bolsas rebosante de quesos y no sentirnos unos glotones!😋IMG_2714.JPG

Terminamos la visita haciendo una pequeña ruta de senderismo en dirección al Llano del Republicano. En no más de un kilómetro de distancia, la sierra nos envuelve y acoge con sus encinas rebosantes de bellotas que darán ricos ibéricos. IMG_2741-0.JPG

Os seduce la idea de conocer este pueblo con todos sus encantos?! Pues no te lo pienses y vidorrea con nosotros!

Anuncios

Oasis of the Seas en Málaga

Málaga

SeptemberMálaga, 11 de septiembre.

Tras la feria de Málaga, volvemos a vidorrear en la ciudad, esta vez, sin volantes, ni lunares, ni farolillos, aunque con las mismas ganas de disfrutar de siempre. No tenemos mucho tiempo, pero bastan unas horas para disfrutar de los encantos que se nos ofrecen a cada paso.

oasis of the seas

Hoy Málaga está revolucionada! El crucero más grande del mundo atraca en el puerto en su primera parada desde Miami. Así pues, móvil en mano las vidorras se acercan a ver cómo es el barquito.

Sombrillas malagueta

La ciudad está colapsada, caravanas de coches paran el tráfico de la ciudad durante la tarde, miles de turistas copan los free tours del centro de la misma, la playa de la Malagueta rebosa de toallas y sombrillas…. desde luego, el verano no ha terminado!

Farola oasisConseguimos aparcar el coche no sin esperar pacientemente a que la policía dirija el tráfico. Cuando emprendemos nuestro paseo por Muelle Uno, el impresionante Oasis of the Seas sobresale por encima del faro! Recorremos el muelle entre turistas que bajan del crucero a conocer el centro y los que nos acercamos a ver esta empresionante ciudad flotante.

Oasis nombre

Basta tomar una referencia para hacerse una idea del tamaño, las gruas del puerto parecen de juguete a su lado… Conforme avanzamos no dejamos de escuchar la misma frases constantemente ¡Es el barco más grande del mundo! y es que sus 16 plantas impresionan.

 

 

 

 

16plantasCamarotes con sus propias terrazas de cristal para no perder nada de las increibles vistas que debe tener desde arriba. Metros y metros de eslora, decenas de botes salvavidas decoran sus costados, camareros van y vienen como pequeñas hormiguitas con bandejas en sus manos. Intentamos hacernos una idea de cómo se debe viajar en semejante crucero y sí… deseamos poder probarlo algún día!

 

 

FarolaNo sólo es encantador el tremendo barco sino que el paseo por Muelle Uno es delicioso. El sol brilla e invita a sentarse en uno de los muchos bancos del paseo a tomarse una deliciosa granizada de sandía y simplemente contemplar el ajetreo de los que allí nos encontramos. El faro, que no es faro, es farola, luce blanca, brillante y majestuosa en el muelle haciéndole la competencia al oasis que hay en el puerto.

Muelle unoLa salida del Oasis of the Seas no la vismos desde el muelle, pero no nos hizo falta ya que en su rumbo a Barcelona, se lució ante la costa de La Cala del Moral, Rincón de la Victoria y Vélez Málaga. Tanto es así, que vecinos de estos pueblos pudieron ver pasar a este gigante sin tener que salir de casa.

Oasis nochePodríamos haber pasado un 11 de septiembre en casa sin hacer mucho más que descansar (que no es poco!) pero no tenemos remedio y lo que más nos gusta es… vidorrear!!!

Seguimos de faralaes

Málaga

Feria de centro

Portada de feriaUna vez conquistada la feria del real, vidorraexperience se dirige al centro de la capital malagueña para ver qué se cuece por allí. Esta vez, sin trajes de flamencas pero, con las mismas ganas de disfrutar de la feria llegamos a lo portada de calle Larios. Allí, como dos gigantes custodiando la feria, nos recibieron las biznagas que desde hace años son la portada de la feria del centro.

BiznagasPara quienes no lo sepan, la biznaga es un ramillete de jazmines en forma de bola que se elabora cuidadosamente sobre una especie de cardo llamado nerdo. Su fragancia es tan embriagadora que va dejando su aroma allí por donde pasa.

Subimos por la calle Larios disfrutando de los verdiales, peñas y charangas que Abanicos 2animan el ambiente. Pudimos disfrutar de los puestos de flores, collares, peinetas, sombreros, cañas y demás artículos feriantes. Y no pudimos resistir la tentación de hacernos con la primera botellita de Cartojal!

image

Paramos en el Orellana a disfrutar de las croquetas de rabo de toro y el jamón del que no se cae del plato. De allí llegamos a la Plaza de la Constitución, centro neurálgico de la feria donde las sevillanas se bailan de dos en dos, de tres en tres o de tantos como haga falta para que nadie se quede sin ellas.

Plaza de toros

Después de la tarde de feria en la calle, nos preparamos para asistir a una gran faena en la Plaza de Toros de la Malagueta. Aunque uno no sea muy aficionado, tan sólo el ambiente que se vive al entrar a la plaza ya merece la pena: la plaza adornada, el público entregado y la banda acompañando la corrida. Si uno se centra en el aspecto artístico, una experiencia así es única.

Toro torero

El torero frente al toro haciéndole bailar a su antojo, el silencio sepulcral en los momentos de máxima tensión, la euforia de una gran faena o los vítores y pañuelos blancos de los aficionados son un verdadero espectáculo.

imageLa noche la acabamos paseando por el Muelle uno y admirando las vistas de la catedral y la Alcazaba iluminadas. Entonces, entendimos porqué se le llama Málaga la Bella!