Pedaleando que es gerundio!

Málaga

Preparados, listos… Vidorra!! Con las pilas cargadas en plena Semana Santa, nos escapamos a hacer una rutita en bici por La Gran Senda de Málaga. Comenzamos ataviados con gorras, protección solar y por supuesto, nuestras bicicletas para recorrer desde La Cala del Moral hasta el Muelle Uno

El paseo por la costa es sencillamente delicioso. No hace falta salir a la carretera, ya que todo el trayecto discurre por el paseo y el carril bici. 

  

Atravesamos el último barrio malagueño, La Araña, que frente a su imponente fábrica de cemento, se erige como un pueblito de estrechas y coquetas calles blancas. Seguimos el sendero hasta llegar al Peñón del Cuervo, uno de nuestros rincones favoritos, donde las barbacoas improvisadas empiezan a encenderse  y numerosos grupos de familias y amigos se van concentrando.

Llegamos hasta el Candado y de allí al paseo marítimo del Palo. El bullicio nos acompañará hasta el final de la ruta. Chiringuitos llenos, playas a rebosar y aunque el agua está más que fría, los niños no se resisten al primer baño de la temporada! 

Ateavesar Pedregalejos es otra odisea, así que decidimos parar y tomar alguna que otra instantánea ahora que el cielo se va nublando. 

  

La primera para parada para reponer fuerzas es en uno de los chiringuitos recientemente reformados del paseo maritimo de la capital. Sin lugar a dudas entre los platos de boquerones fritos que nos encantan y las almejitas, nos quedamos con los mejillones al Pil Pil, sí sí, esta versión del clásico plato está tremenda! 

  

Terminamos el paseo llegando a Muelle Uno, donde encontramos uno de los últimos iconos de la ciudad: el Centro Pompidou.

 

En nuestro camino de vuelta solo hacemos un par de paradas. la primera, para disfrutar de un refrescante daikiri de fresa!

  

Y la segunda, para disfrutar del atardecer que se nos regala!

  

 

Así da gusto disfrutar de las vacaciones, o no vidorr@s??

Anuncios

Feria del real

Málaga

Flores flamencas15 de agosto de 2014

Feria del real

Esta semana hemos vivido la feria de Málaga. Las vidorras no nos perdemos una, y después de la de Jerez, no podíamos faltar a la cita con la que dicen es la mayor feria del sur de Europa.

 

 

Espetos y fuegosComenzamos el primer viernes de feria viendo los fuegos artificiales que dan comienzo a los nueve días de fiesta. Reservamos mesa en el chiringuito Miguelito el Cariñoso, y nos prepararon una estupenda mesa en la misma playa. Es un placer disfrutar de los chiringuitos de toda la vida tal y como se disfrutaban hace unos años, con los pies metidos en la arena.

Fuegos artificiales

Con las sardinas en nuestros dedos (como manda la tradición) los boquerones fritos y otras delicias varias nos llegó la media noche, y el espectáculo comenzó. Cada año las playas y espigones de pedregalejos se llenan de malagueños y turistas para contemplar y disfrutar de los fuegos y su ‘traca final’ en la que ‘el cielo se ilumina como si fuera de día’ o al menos eso les suelen decir a los más peques de la casa.

Flamenquitas

Y allí en la playa dimos comienzo a una semana de feria vidorra.El sábado dedicamos un tiempo a preparar flores, peinetas, picos y trajes y con lo más flamenco de nuestros armarios pusimos rumbo al Cortijo de Torres, conocido como El Real.

CartojalCarretas, caballos, farolillos y banderines nos recibieron junto a las casetas de lo más variadas. Desgutamos paellas, papas a lo pobre o jamón regados con el mayor símbolo vinícola de la feria, el Cartojal, un vino dulce que se produce en tierras malagueñas y que entra muuuuuy fresquito!

 

Banderines

Carretas 2

Bailamos semillas, rumbas y soleas en la caseta Los Mimbrales, y terminamos bailando salsa y bachata en una de las más concurridas de este año, La Mami en el Quinto Pino. Allí nos encontró bien entrada la madrugada, con esta mezcla tan característica de la feria de Málaga en la que igual vistes de flamenca que con chanclas de playa, lo mismo bailas sevillanas que ritmos latinos… Desde luego, una feria abierta y con un único factor común: pasarlo de muerte my friend!