Pilas Alcalinas de Cádiz

Cádiz

Como ya habéis podido comprobar somos unas enamoradas de Cádiz. Su luz, los paisajes verdes y marinos, y su gente, son una absoluta recarga de energía cada vez que lo disfrutamos.

La mezcla de amigos, sol, playa, campo, buena conversación, y buen comer hacen que un fin de semana improvisado sea un chute de buen rollo para comernos la próxima semana.

Todo empezó el viernes, salimos del trabajo, nos encontramos con parte del grupo que venía de Granada, y buscamos una venta por la ruta del toro para comer un platito de cuchareo.

La elegida fue Venta El Frenazo, en Los Barrios. Cuando el camarero dijo: “tenemos potaje de tagarninas“, nadie dudó un segundo. Con estos últimos días tan fríos de enero, el cuerpo nos pedía algo calentito.

2015/01/img_0951.jpg

Tras una comida deliciosa acompañada de conversaciones e ideas de nuevos proyectos, dimos una vuelta por los Alcornocales. Parte de los amigos no conocían la zona, y les llevamos a ver la mítica “Montera del torero“.

2015/01/img_0953.jpg

Escalamos hasta alcanzar la gruta que se esconde en la parte más alta de la roca.

2015/01/img_0955.jpg

Era una habitación perfecta para sentarse a charlar, y disfrutar del atardecer desde esa ventana.

2015/01/img_0956.jpg

Y así comenzó el finde…

Continuamos el sábado en Tarifa, absortos por elesplendido dia. No se movia ni un molino, algo realmente raro en esta zona. La mañana se presentaba fria, pero pronto se torno en una pseudoprimavera.

IMG_4755

Recorrimos la costa tarifeña desde El Balneario hasta Punta Paloma: pasear por las infinitas playas, subir a las dunas y disfrutar con amigos de un tranquilo día de playa en pleno invierno desde luego no tiene precio.

2015/01/img_0957-2.jpg

El domingo amaneció con un sol resplandeciente y así, animados a seguir de ruta, nos dirigimos a Barbate, otro de nuestros destinos predilectos. Nos decidimos por recorrer La Breña, desde Barbate hasta Caños de Meca. Los 7 kilómetros que separan estos dos pueblos transcurren entre verdes pinos y sobre un camino de arena blanca.
IMG_4787

La primera parada la hacemos al llegar a la torre …. Es inevitable asomarse y contemplar los acantilados. El azul turquesa del agua permite ver el fondo rocoso y el día es tan claro que podemos distinguir tanto la costa de Marruecos como Atlanterra a lo lejos en dirección Tarifa.

IMG_4792

Continuamos el sendero hasta descubrir entre los pinos el Faro de Trafalgar. Es justo en ese punto donde, a lo largo del mar, se dibuja una franja blanca que indica el lugar de la lucha entre el Poniente y el Levante que está a punto de saltar!

IMG_4784

Llegamos al final del sendero y emprendemos el camino de regreso, no sin parar antes a disfrutar de las vistas del mar que nos acompañan durante el recorrido.

Y así, rodeados de naturaleza, amigos y buena energía despedimos este fin de semana más propio de primavera que del mes de enero, pero claro… Si es que vivimos en Andalucía no?!
2015/01/img_0959.jpg

Anuncios

Barbate: Atún – Surf – Playa

Cádiz

– Barbate –

5 de abril 2014

20140618-134754-49674011.jpg

Previsión de tiempo de nubes y claros, y un encuentro fulgurante de amigas con ganas de reir y vidorrear…. Estabamos entusiasmadas por mostrarle a July, nuestra americana, los colores, los sabores y olores de una tierra mágica: Barbate.

20140618-140413-50653325.jpgEl fin de semana comenzaba el sábado con un punto de encuentro obligado para hacer un desayuno épico: ¨La Venta Pinto¨, sito en la Barca de Vejer. Cualquier lugareño que se precie desayuna un sábado una rebaná con zurrapa o jamón ibérico de los que quitan el sentío. 20140618-140411-50651860.jpg

Tras coger fuerzas, nos dirigimos al inicio del sendero del acantilado. Una vereda con un paisaje sobrecogedor, a un lado el pinar, verde intenso y atrapante, y al otro lado el mar con una gama de azules indescriptible e inmenso. El sendero comienza en la Playa de la Yerbabuena y termina en los Caños de Meca: otro paraíso.

En primavera el camino está lleno de vida, verdes frescos, matas de la tierra (tagarninas) flores eclosionando y bichitos haciendo su trabajo… En la mitad del recorrido encuentras la Torre del Tajo, desde dónde la vista te sobrecoge: África al frente, Barbate a la izquierda mostrando el puerto. Tuvimos la suerte de ir en primavera y desde esta vista, ver la Almadraba.

20140618-140410-50650044.jpg 20140618-140410-50650808.jpg               Encontramos un local que devoción nos explicó las vistas e historias del lugar: La Torre del Tajo, qué se ve desde ese enclave…. 20140618-134757-49677371.jpg Tras casi 4 horas caminata, decidimos que era hora de reponer fuerzas y probar las bondades del atún, cogido con manos benditas en la Almadraba y cocinado manos expertas, para transformarlo en un bocado digno de dioses. Entre varias opciones nos decidimos por El Campero. Si es la primera vez que visitas Barbate, es parada obligada. Tapear en la barra es absequible, y te permite probar diferentes platos acompañado de un vino blanco de la tierra (Tierra Blanca semidulce, el de la botella azul), a un precio muy asequible (20€ por persona).   20140618-140621-50781746.jpg

Tataki de atún rojo de almadraba, morillo, hamburguesita de atún, croquetas de marisco, tartar de atún rojo de almadraba, y algún plato más que se nos escapa son las delicias que disfrutamos. Y es que fue asi…. las disfrutamos, saboreamos cada bocado y vidorreamos.

  20140618-134750-49670979.jpg Tras deleitarnos con las delicias del pata negra del mar, paseamos por el paseo marítimo que recorre la playa del Carmen de punta a punta. Un paseo marítimo lleno de vida, alegría y luz. Surfistas, niños, ancianos, y visitantes extranjeros se mezclaban…     Y en el ocaso del día, visitamos El Palomar de la Breña, un lugar mágico, por su enclave y por su historia. No les contamos nada más… vayan y descubran su historia…

El palomar de la Breña

20140618-140412-50652630.jpg