Los Baños del Carmen

Málaga

Málaga, 38 grados y una mijita de terral… ¿Que qué es el terral? Pues es un calor sofocante que viene acompañado de aire caliente que no te permite ni abrir las ventanas de casa: es caló, mucha caló!!! Pero Vidorra Experience se prepara para recibir a un vidorro recién llegado de Madrid al que no le asusta el calor.


Le sorprendemos llevándole a cenar a uno de los lugares con más sabor, encanto y magia de la Bahía de Málaga: El Balneario Sushi Lounge.

Desde luego es uno de nuestros sitios favoritos, fundado en 1918 y casi ni restaurado, fue el balneario de Málaga por excelencia durante años, cuando aún las mujeres y los hombres se bañaban por separado. Cuántas historietas nos contaban los abuelos sobre aquellos baños, las fiestas y los eventos que allí tenían lugar…


Y ahora somos nosotros los que recogemos el testigo y disfrutamos de su incipiente renovación, de su carta de sushi y de actuaciones de flamenco en vivo. Durante la cena discutimos, más que debatimos, sobre si debe o no renovarse completamente. ¿Realmente necesita el esplendor de antaño? Desde luego que un arreglo no le sentaría mal, pero a todos los que hemos disfrutado de una cervevita sentados en su murete derruido mientras esquivabamos las olas del mar, su aspecto decadente nos tiene enamorados.


Desde que nos sentamos a la mesa nos sentimos absolutamente afortunados. Estamos a menos de 5 metros del mar, con la Bahía de Málaga como escenario y un atardecer de impresión. Todos los que allí estamos disfrutamos viajando y lo hacemos siempre que podemos, y en lo que sí que nos ponemos de acuerdo esta noche, es que estar aquí, en este instante, es un privilegio.


A nuestra espalda se está celebrando una fiesta con flamenco en directo. Nos podemos imaginar las fiestas de los años 40 o 50 justo en el mismo sitio y con el mismo decorado de fondo: el Mediterráneo!


El resto de la terraza está rebosante. Ambiente, bullicio y un personal muy agradable nos hacen pasar una velada con amigos para el recuerdo. Además, el sushi de Benjamin de la Mata está exquisito, y más cuando lo acompañamos con uno de nuestros vinos fetiche: un Botani Mustac con denominación de origen de las Sierras de Málaga. El moscatel espumoso nos encanta… Perdemos la cuenta del tiempo, de las botellas que llegan y se van y hasta nos olvidamos del terral… Y es que vidorrear con amigos y en este entorno no tiene precio.

Y así, nuestro vidorro madrileño descubrió y vidorreó en otro rincón de su Málaga adoptiva. Le esperamos pronto para la siguiente Vidorra Experience malagueña. ¿En la feria?Eso esperamos! Un beso y hasta la próxima vidorr@s!!

Anuncios

Feria del caballo en Jerez de la Frontera

Cádiz

Suena el despertador y el clan vidorra comienza con los preparativos! Turnos para la ducha, para el secador, para que me coloquen la flor, para comprar los abanicos de última hora y para colocarnos nuestros vestidos de flamenca! ‘Cuando lo llevas puesto, te sientes guapa!’ nos dice la última incorporación vidorra venida directamente desde Londres. Aunque nos falta la más flamenca del clan, no podemos evitar sentir la emoción de lo que nos espera…  

 

Llegamos al recinto ferial y tras pasar por el ya mítico foto-call, comenzamos nuestro recorrido por la feria del caballo. Por todas partes los encontramos engalanados con colores rojos y dorados, peinados y atusados para la ocasión, solos o tirando de carreras, llevados por adultos o por niños. El animal ecuestre es el auténtico protagonista de esta feria.
 
El sonido de los cascabeles y el repicar del paso de las carretas inunda nuestros sentidos. Se acercan, se cruzan, se mueven en todas las direcciones en un caos perfectamente ordenado.
 
Aunque otro protagonista le hace frente al equino: la flamencura!!! Vestidos largos, cortos, lisos, estampados, de lunares, de flores, con mantón o sin mantón… La mujer flamenca encuentra aquí su casa.
 
El ambiente de las casetas es imparable. Casa Juan Carlos fue nuestro primer punto de encuentro con amigos y donde el fino, el rebujito, el jamón y el arroz marinero hicieron deleitarse a nuestro sentido del gusto, quien, por cierto, nunca tiene suficiente!
 
La música en directo con guitarras y cajas tocando rumbas y sevillanas se combina con las canciones pegadizas que no te deja parar ni un instante. Camino del Rocío, Vera Cruz… de una caseta a otra con un mismo factor común: disfrutar. Así nos dieron las 10 y las 11, las 12 la 1 las 2 y las 3….
 
Y con el alumbrado mostrándonos las calles, nos despedimos de esta feria a la que tanto cariño tenemos. Nos vamos, pero volveremos!!! Y vosotros, volveréis??!

Seguimos de faralaes

Málaga

Feria de centro

Portada de feriaUna vez conquistada la feria del real, vidorraexperience se dirige al centro de la capital malagueña para ver qué se cuece por allí. Esta vez, sin trajes de flamencas pero, con las mismas ganas de disfrutar de la feria llegamos a lo portada de calle Larios. Allí, como dos gigantes custodiando la feria, nos recibieron las biznagas que desde hace años son la portada de la feria del centro.

BiznagasPara quienes no lo sepan, la biznaga es un ramillete de jazmines en forma de bola que se elabora cuidadosamente sobre una especie de cardo llamado nerdo. Su fragancia es tan embriagadora que va dejando su aroma allí por donde pasa.

Subimos por la calle Larios disfrutando de los verdiales, peñas y charangas que Abanicos 2animan el ambiente. Pudimos disfrutar de los puestos de flores, collares, peinetas, sombreros, cañas y demás artículos feriantes. Y no pudimos resistir la tentación de hacernos con la primera botellita de Cartojal!

image

Paramos en el Orellana a disfrutar de las croquetas de rabo de toro y el jamón del que no se cae del plato. De allí llegamos a la Plaza de la Constitución, centro neurálgico de la feria donde las sevillanas se bailan de dos en dos, de tres en tres o de tantos como haga falta para que nadie se quede sin ellas.

Plaza de toros

Después de la tarde de feria en la calle, nos preparamos para asistir a una gran faena en la Plaza de Toros de la Malagueta. Aunque uno no sea muy aficionado, tan sólo el ambiente que se vive al entrar a la plaza ya merece la pena: la plaza adornada, el público entregado y la banda acompañando la corrida. Si uno se centra en el aspecto artístico, una experiencia así es única.

Toro torero

El torero frente al toro haciéndole bailar a su antojo, el silencio sepulcral en los momentos de máxima tensión, la euforia de una gran faena o los vítores y pañuelos blancos de los aficionados son un verdadero espectáculo.

imageLa noche la acabamos paseando por el Muelle uno y admirando las vistas de la catedral y la Alcazaba iluminadas. Entonces, entendimos porqué se le llama Málaga la Bella!