Los Baños del Carmen

Málaga

Málaga, 38 grados y una mijita de terral… ¿Que qué es el terral? Pues es un calor sofocante que viene acompañado de aire caliente que no te permite ni abrir las ventanas de casa: es caló, mucha caló!!! Pero Vidorra Experience se prepara para recibir a un vidorro recién llegado de Madrid al que no le asusta el calor.


Le sorprendemos llevándole a cenar a uno de los lugares con más sabor, encanto y magia de la Bahía de Málaga: El Balneario Sushi Lounge.

Desde luego es uno de nuestros sitios favoritos, fundado en 1918 y casi ni restaurado, fue el balneario de Málaga por excelencia durante años, cuando aún las mujeres y los hombres se bañaban por separado. Cuántas historietas nos contaban los abuelos sobre aquellos baños, las fiestas y los eventos que allí tenían lugar…


Y ahora somos nosotros los que recogemos el testigo y disfrutamos de su incipiente renovación, de su carta de sushi y de actuaciones de flamenco en vivo. Durante la cena discutimos, más que debatimos, sobre si debe o no renovarse completamente. ¿Realmente necesita el esplendor de antaño? Desde luego que un arreglo no le sentaría mal, pero a todos los que hemos disfrutado de una cervevita sentados en su murete derruido mientras esquivabamos las olas del mar, su aspecto decadente nos tiene enamorados.


Desde que nos sentamos a la mesa nos sentimos absolutamente afortunados. Estamos a menos de 5 metros del mar, con la Bahía de Málaga como escenario y un atardecer de impresión. Todos los que allí estamos disfrutamos viajando y lo hacemos siempre que podemos, y en lo que sí que nos ponemos de acuerdo esta noche, es que estar aquí, en este instante, es un privilegio.


A nuestra espalda se está celebrando una fiesta con flamenco en directo. Nos podemos imaginar las fiestas de los años 40 o 50 justo en el mismo sitio y con el mismo decorado de fondo: el Mediterráneo!


El resto de la terraza está rebosante. Ambiente, bullicio y un personal muy agradable nos hacen pasar una velada con amigos para el recuerdo. Además, el sushi de Benjamin de la Mata está exquisito, y más cuando lo acompañamos con uno de nuestros vinos fetiche: un Botani Mustac con denominación de origen de las Sierras de Málaga. El moscatel espumoso nos encanta… Perdemos la cuenta del tiempo, de las botellas que llegan y se van y hasta nos olvidamos del terral… Y es que vidorrear con amigos y en este entorno no tiene precio.

Y así, nuestro vidorro madrileño descubrió y vidorreó en otro rincón de su Málaga adoptiva. Le esperamos pronto para la siguiente Vidorra Experience malagueña. ¿En la feria?Eso esperamos! Un beso y hasta la próxima vidorr@s!!

Anuncios

Reencuentro en Conil

Cádiz

Vidorra Experience está con los nervios a flor de piel por el reencuentro de este fin de semana. Después de tres años, volvemos a encontrarnos con amigos de los que se cuentan con la palma de la mano. Venidos desde Panamá City, nos volvemos a ver en Conil Town!


Nos alojamos en Hostal La Fonda, en pleno centro de Conil, un hostal abierto hace no más de 15 días y que aún conserva el patio interior abovedado de lo que un día fue una casa familiar. La cuidada decoración, su ubicación en pleno centro y la amabilidad de los dueños hacen de este sitio un gran fichaje.

Conil está vibrante, aunque el Levante está más que presente estos días, los bares y restaurantes andan llenos de jóvenes y no tan jóvenes celebrando despedidas de solteros y disfrutando de unos días de descanso.

Paseando por sus estrechas calles encontramos símbolos de este pueblo marinero en el que el atún, el choco frito y las tortillitas de camarones hacen las delicias de nuestros paladares.


Va llegando la hora del crepúsculo y nos bajamos al paseo a despedir a astro rey, y es que atardeceres como los de nuestra tierra, son difíciles de encontrar!

Tras el paseo toca reponer fuerzas y ponernos al día! Vamos de un bar a otro pidiendo montaditos de atún, cazón, hamburguesitas de retinto y choco, mucho choco! La última parada en Los Hermanos es un clásico que no nos queremos perder y donde se nos van las horas escuchando las anécdotas del otro lado del Atlántico.

Terminamos la noche en El Duende, un lugar donde además de disfrutar de buen ambiente, puedes tomarte una copa en un patio blanco andaluz y bajo las estrellas. Si además lo haces en buena compañía, qué más se puede pedir?

Después de una larga noche, el cuerpo nos pide un gran desayuno! Salimos a buscar una cafetería, vemos una terracita atestada de gente y allá que vamos nosotros! El bar puede que no tenga más de 15 metros cuadrados y que no ofrezcan desayunos con zumo, pasteles ni capuchinos, pero tienen buen café, tostadas con aceite y tomate y la churrería La Chana frente a ellos, donde puedes comparar churros para acompañar al cafelito!

Al terminar el desayuno nos damos cuenta de que tenemos frente a nosotros un mercado, pero no uno de abastos, sino uno de arte! Pinturas y esculturas de artistas de la tierra y de bohemios venidos de distintas partes del globo hacen que nuestra vista se recree durante un buen rato.


 Dejar atrás este rinconcito de Cádiz no nos resulta fácil, y es que a cada paso que damos el paisaje nos atrapa, desde sus calles blancas a sus playas infinitas pasando por sus campos, que ahora lucen de amarillo por los infinitos campos de girasoles. No podemos evitar detener el coche y perdernos entre estos gigantes amarillos que, como nosotros, necesitan el sol de Andalucía para vivir.

Ya nos ponemos en marcha y vamos dejando atrás este rincón gaditano. Pero no hemos terminado! Nos acompañáis en la siguiente Vidorra Experience?!

Ocaso en Chiclana

Cádiz

Hay momentos en el día que vuelven a la rutina momentos únicos… Y uno de esos momentos es el atardecer, ocaso o sunset en el anglosajón universal.  Nos gusta esa palabra, porque denota magia, historia, elegancia, pleitesía…

Life Ocaso
Disfrutar de los colores y las emociones surgidas en el ocaso. Compartir atardeceres con gente querida o con gente que comienza a estar en sus vidas….

Busquen el momento vidorro en cada ocaso…

Thank you sun

 

Aquí les dejamos uno de nuestros preferidos. De fondo el Templo de Hércules, bañado por el océano Atlántico, en la Costa de la Luz… Uno de los 7 puntos mágicos de Chiclana.

Templo de Hercules Chiclana “Un astro, y en particular el Sol, está en el ocaso cuando, por efecto de la rotación de la Tierra, atraviesa el plano del horizonte y pasa del hemisferio visible al no visible.”