Paddle Surf en La Herradura

Granada

Dicen que es el deporte de moda, el deporte del verano, así que Vidorra Experience se pone en marcha a probar el Paddle Surf. Aunque ya habíamos hecho nuestros pinitos con la tabla, nos decidimos a probar con una ruta por uno de los parajes naturales de la costa granaina, en el Paraje Natural de los Acantilados de Maro – Cerro Gordo. Así, ponemos rumbo a La Herradura.


El día se presenta nublado, pero tras el calor de estos días, se agradece que el sol se oculte al menos unas horas. Al llegar a la playa nos encontramos con un ambiente tranquilo y familiar, nada de masificación ni sombrillas en cuarta fila, la nuestra la plantamos en la orillita del mar!! Disfrutamos de un rato de playa y nos vamos preparando para nuestra ruta!! Llega la hora de empezar a remar!



Mauro
, nuestro instructor, nos recibe junto a Jose y a Bea, una pareja granaino-malagueña, quienes resultan ser unos auténticos vidorros. En la orilla, la teoría parece fácil, así que nos decidimos a subir a la tabla. En pocos minutos estamos en pie, remando mar adentro y disfrutando de un paisaje de postal!


El agua transparente permite que nos deleitemos con el fondo rocoso. Los colores verdes, turquesa y marino se entremezclan a cada palada que damos mientras avanzamos pegados a la costa.

 


Cuando llegamos al final de la bahía y nos decidimos por salir a mar abierto, el viento sopla con más fuerza en contra. Remamos de pie, de rodillas y sentados, cualquier forma es buena para avanzar unos metros…. Pero todo esfuerzo recibe una recompensa, y por fin llegamos a la Cueva de la Virgen del Carmen, o al menos así es como se la conoce. La imagen que se vislumbra en la pared de la cueva recuerda a la virgen marinera y las flores que la acompañan, ensalzan su significado. La interpretación ya depende de la devoción de cada uno…


El recorrido de vuelta es mucho más sencillo, el viento a favor nos lleva casi sin necesidad de remar, recompensando así nuestro esfuerzo para llegar hasta aquí! La experiencia ha sido fabulosa. Terminamos la tarde charlando con Mauro, Jose y Bea y pensando en la siguiente Vidorra Experience… Buceo en estas aguas cristalinas quizá??

Quién se apunta??

Guadix a vista de pájaro

Granada

El pasado 12 de julio, y con motivo de cumplir el sueño de la mamá de una de las vidorras, programamos un viaje en globo. Cualquier excusa es buena para ver nuestra tierra desde otra perspectiva. Y así fue, a vista de pájaro nada más y nada menos.

  
En los días previos al cumpleaños nos pusimos en contacto con la empresa Glovento Sur, para hacer realidad un sueño. Miguel nos indicó que el domingo 12 de julio nos veríamos a las 7:00 am en Guadix.

Tras un madrugón de domingo, y sin decirle nada aún a la cumpleañera, nos dirigimos hasta Guadix. El camino hasta este importante municipio de la provincia granadina ya enamora. Alfacam, Víznar, Huétor Santillan… Un camino repleto de paisaje por divisar.

La llegada a la comarca de Guadix, se percibe por el cambio de paisaje. Montañas porosas llenas de casas cuevas y la cara norte de Sierra Nevada son las características principales.

  
Fue fácil encontrar a los chicos de Glovento Sur, junto a la catedral de Guadix, estaba la cesta del globo aerostático. 

 Desenvolviendo la vela… y ya nos embargó la emoción!

 Era impresionante ver el montaje de ese gigante de aire. Primero amarrar la vela a la cesta y montar el quemador, y después inflarla y comenzar a calentar el aire. Fue cosa de 5 minutos.

  
Debido a las condiciones meteorológicas de temperatura y viento, el vuelo se realizó desde el centro de Guadix, hacia Jerez del Marquesado. Y fue puro deleite. Miguel manejaba el aerostato con gran veteranía, y nos explicó el paisaje tan increíble que teníamos alrededor nuestro.  En ese puntito blanco de la foto anterior es justo donde aterrizamos.

Las formaciones geológicas, eran impresionantes. Se veían el municipio plagado de casas cuevas. Esa construcción tan típica de esta comarca, y que mantiene la cas a 19º de temperatura todo el año.

 
La formación geológica picuda, que abrazan las casas cueva, recuerda a la Capadocia Turca.

En el vuelo divisamos los municipios de: Cogollos de Guadix, Alcudía de Guadix, Jerez del marquesado y otros tanto desde lo lejos.. La vegetación era cuanto menos asombrosa, podíamos ver desde el vergel del antiguo lago (hace 50.000 años hubo en esa comarca un lago), hasta la aridez de Sierra Nevada.

  Nos resulta difícil poder contaros con palabras el sobrecogedor paisaje. Mejor con imágenes.

Desde el aire, la tierra, o el mar… sed felices siempre vidorr@s!!

Semana Santa de nieve, sol y cultura.

Granada
La excusa de tener invitados, y mostrarles las bondades de nuestra tierra, fue el germen de este blog. Y esta Semana Santa tuvimos la oportunidad de acompañar a nuestra familia canaria en un vidorra por Granada.
A primera vista, todos pensaríamos en pasos de Semana Santa, tronos, incienso, penitentes y mantillas…. Pero intentamos mostrar esta tierra desde otro punto de vista, dar una alternativa a la tradición.
Nuestro vidorra de Semana Santa, comenzó en Sierra Nevada. La nieve caída la semana anterior auguraba buena calidad. Y el parte metereológico era propio de la Costa Tropical… ¡Esquiar con 20 grados!
 
Solo en una estación como Sierra Nevada, se puede esquiar en manga corta y broncearse bajo un sol abrasador.
Fueron tres días intensos de snowboard y ski, llenos de sol, risas, familia, deporte, y sobre todo llenos de SUR.
Nos despedimos de la estación caminando por el sendero que llega hasta el monumento a la Virgen de las Nieves, situado en las cercanías del albergue universitario.
Un lugar muy visitado por los granadinos, desde del que las vistas son sobrecogedoras, Granada a lo lejos, y el pico del Veleta casi a punto de tocarlo con los dedos.
 
El regreso a Granada, lo hicimos por el Purche, un puerto de montaña perteneciente a Monachil, situado a mayor altitud que el centro del municipio.
Es conocido por ciclistas y senderistas, y ha sido etapa estrella en las ediciones en las que la vuelta ciclista a España pasaba por Granada.
La segunda parte de la semana la pasamos en Granada. Paseamos por la ciudad visitando calles, y plazas típicas repletas de turistas, ansiosos por integrarse en la ciudad y vivirla como un granadino más.
 
No nos olvidamos de probar los dulces típicos de semana santa: roscos fritos, torrijas o leche frita. Divinas que bondades culinarias que luego nos hacen ponernos a dieta con la vista puesta en nuestras playas…
 
Una visita obligada era la Alhambra. Esta visita nos recordó lo inusual de vivir nuestra ciudad como un turista. La rutina nos hace obviar las maravillas que diariamente visitan miles de personas de todas nacionalidades. Acercarnos a nuestros monumentos con ocasiones como una visita vidorra, es una ocasión perfecta para revalorizar nuestro patrimonio.
Visitamos la Alhambra en primavera, cargada de olores y colores indescriptibles.
 
Desde los ojos de adultos, adolescentes y niños… Una Alhambra para todos.
 
 
Comidas familiares y sobremesas eternas, fueron el entreacto de todos estos momentos descritos. Como siempre: buscando lo extraordinario en cada instante.
¿Cómo fue vuestra Semana Santa Vidorr@s?